Preguntas que dan que hablar

Cómo hacer preguntas para generar discusión en clase

En esta entrada voy a dar 10 trucos básicos sobre cómo formular preguntas para entablar discusiones en clase.

1. Partir de la experiencia

Primero es importante formular preguntas sobre lo que se conoce, que se relacione con la propia experiencia, y a partir de ahí, hacer preguntas que requieran un esfuerzo cognitivo mayor. En una entrada futura voy a profundizar este tema explicando qué tipos de preguntas y pasos se pueden seguir, aumentado la dificultad de forma gradual.

2. Esperar tiempo suficiente

Hay que aceptar los silencios y dejar tiempo para pensar y decidirse a hablar. Se considera que un tiempo de espera óptimo está entre los tres y cinco segundos, dependiendo de las características de la pregunta. Casi siempre funciona, después de cinco segundos una u otra persona responde. Es mucho más eficaz que formular múltiples preguntas seguidas.

3. No formular demasiadas preguntas

Si hacemos muchas preguntas seguidas, la persona que conteste se puede sentir bloqueada, porque cuando está pensando en la respuesta de una pregunta anterior, le hacemos otra. Además, no le dejamos ni tiempo ni libertad para expresarse más extensamente.

4. Hacer más preguntas abiertas que cerradas

Para que los estudiantes hablen más es importante hacer preguntas abiertas. Es decir, las que requieren una respuesta más elaborada que una simple elección entre opciones o un “sí” o “no”. Preguntar con “qué”, “cómo” “por qué”, etc.

Aunque las preguntas cerradas también pueden ser útiles para introducir un tema. Como por ejemplo: “¿Dónde vais a comprar comida normalmente al supermercado, a la tienda, o al mercado?”, o “¿quién compra la comida siempre en el supermercado?”. Y después podemos continuar, “¿qué compras en un lugar o en otro?”, “¿por qué?”.

5. Hacer preguntas claras

Si no se tiene clara la pregunta, es imposible contestar. Parece obvio, pero a veces en medio del frenesí de la clase, es fácil improvisar una pregunta que no es clara. En esos casos hay que parafrasear y hacer la pregunta más simple, formulando claramente el qué o el cómo o para obtener la respuesta que queremos.

Por ejemplo: “En esto del medio ambiente, no todo es responsabilidad de los individuos, ¿no? ¿Creéis que el gobierno podría llevar a cabo acciones que solucionen el problema? ¿Quién tiene más responsabilidad el gobierno o las personas? Las personas también pueden hacer algo, ¿no? ¿Qué habría que hacer para mejorar la situación”. En este caso hay tres preguntas distintas que crean confusión. Sería mejor decir: “¿Quién tiene más responsabilidad por el medio ambiente, los gobiernos o las personas?” Esperar una respuesta y preguntar “¿qué puede hacer el gobierno?”.

6. Tener en cuenta a cada estudiante

Si conocemos bien a nuestros alumnos, y por ejemplo, conocemos sus profesiones, aficiones y demás, podemos saber cuándo un tema les interesa, o qué aspectos del tema del que hablamos les interesan. Pongamos que hablamos del tema de la construcción masiva y tenemos una estudiante que tiene una casa en Málaga, podemos preguntarle cómo es Málaga, si hay muchos edificios al lado de la playa, etc. Quizá hay otra persona que trabaja en construcción, pues le podemos preguntar cómo es en su país, etc. De esta manera, cada uno participa con su propia experiencia, añadiendo valor a la discusión y al curso en general.

7. Preguntar a los no voluntarios

Para que participen todas las personas hay que preguntar, por ejemplo, dirigiéndonos a un grupo en particular: “por ahí, a la izquierda”, “¿y los del fondo?”, etc.

También, considerando el punto anterior, podemos dirigirnos a un estudiante determinado. Por ejemplo, si hablamos de estar en forma y los deportes y sabemos qué tal estudiante corrió una maratón, le podemos hacer preguntas al respeto. En estos casos, hay que tener cuidado con las personas extra-tímidas y hacer caso al lenguaje no verbal para ver si están dispuestos a contestar.

8. Hacer de abogado del diablo

Es una estrategia para usar cuando todo el mundo tenga una opinión similar, o a veces, cuando los estudiantes no se atreven a llevarse la contraria.

Ejemplo: Pongamos que todos parecen estar de acuerdo en que hay que prohibir todos los grafitis feos. Ahí podríamos introducir una opinión diferente, por ejemplo: “Si hay que prohibir los grafitis feos, también hay que prohibir la publicidad fea”. Entonces, probablemente algunos alumnos estén a favor nuestro y otros en contra.

9. Tener empatía

Es importante reaccionar con palabras, interjecciones o gestos apropiados cuando nos estén hablando. Y al mismo tiempo hay que prestar atención a las expresiones que utilizan los estudiantes cuando nos cuentan algo para saber qué les emociona más, o de las del resto mientras escucha para saber en qué momento cambiar de rumbo la conversación.

10. Dar un refuerzo positivo

Durante la conversación, podemos señalar que algún punto de vista nos parece diferente o interesante, o si alguna experiencia nos parece curiosa. Y al final de todo, hay que reconocer lo que se ha hecho bien, si se han usado expresiones para dar la opinión, o vocabulario específico, si han dado o tomado la palabra de forma de forma eficiente, y sobre todo, si la discusión ha sido interesante por las ideas y experiencias que han aportado.

En resumen:

1. Partir de la experiencia

2. Esperar tiempo suficiente

3. No formular demasiadas preguntas

4. Preguntas abiertas y cerradas

5. Hacer preguntas claras

6. Tener en cuenta a cada estudiante

7. Preguntar a los no voluntarios

8. Hacer de abogado del diablo

9. Tener empatía

10. Dar un refuerzo positivo

Os puede interesar otra entrada sobre trucos para corregir errores de conjugación.

Para saber más sobre técnicas de cuestionamiento para el profesorado de todas las asignaturas en general: Wilen, William W. Ed. (1987) Questions, Questioning Techniques, and Effective Teaching. Washington D.C.: National Education Association.

Foto: John Evans, Discussion
https://www.flickr.com/photos/john_evans/6017128175

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s